Juan Altamiras en Cariñena

El poder de la laminería conventual

Acerca de la historia y origen

Historia

Estamos en el epicentro de una de las zonas vitivinícolas más relevantes de España. El convento de Santa Catalina del Monte recibió a Juan Altamiras en sus últimos días de vida, sin que sepamos a ciencia cierta las razones de su retiro final en dicho convento tal y como recoge el libro de inventario y difuntos del colegio San Diego de Zaragoza, más allá de una curiosa coincidencia apuntada por José Manuel Latorre ya que su madre y su abuela se llamaban ambas Cathalina. Finalizaba la década de 1760. Allí falleció, como indican los recientes estudios llevados a cabo por diversos investigadores e historiadores, entre el 1770 y el 1771.

DAVID BELTRÁN

Santa Catalina del Monte se encuentra a unas cuatro leguas de camino -unos cinco km- de Cariñena hacia Fuendetodos  y es en la actualidad un valioso yacimiento arqueológico que ofrece visitas guiadas, una excursión de apenas 20 minutos, partiendo desde el hotel-bodega Tierra de Cubas que se encuentra en la zona.

Está señalizado con paneles informativos sobre la relevancia que tuvo el convento y su relación con Juan Altamiras.

Qué visitar

Your content goes here

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

Your content goes here

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

Your content goes here

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

Dónde comer

Your content goes here

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

Your content goes here

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

Your content goes here

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

Calatayud

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

Sigue la Ruta Juan Altamiras

1. Zaragoza

1. Zaragoza

El fraile franciscano pudo conocer a Goya y trabajar en la cocina en el Colegio de San Diego de Zaragoza, anexo al Real convento de San Francisco, situado en las afueras de la Zaragoza de mediados del s. XVIII, en lo que ahora conocemos como calle Cinco de Marzo.
Durante su estancia en Zaragoza pudo haber conocido a José de Goya, dorador de retablos. Francisco o Paco, su hijo, llegaría poco después al palacio de los Pignatelli para centrarse en sus estudios. Tras su estancia en Madrid, Juan Altamiras regresó a San Diego como portero del convento a mediados de la década de 1760 …

2. Muel

2. Muel

Llegamos a Muel preguntándonos qué es una escudilla. Se llamaba escudilla al recipiente semiesférico, ancho, no muy grande ni muy hondo, usado individualmente para comer con cuchara y beber sorbiendo. Has llegado a una localidad de larga tradición alfarera. Visita la Escuela Taller de cerámica de Muel, propiedad de la Diputación Provincial de Zaragoza, que sigue realizando escudillas. También puedes conocer la cerámica tradicional e histórica de la mano de los alfareros locales y hasta degustar platos de inspiración Altamirana, además de admirar los frescos de Goya en la ermita junto a la imponente presa romana …

3. Fuendetodos

3. Fuendetodos

Altamiras y Goya fueron dos genios coetáneos separados por muy escasos kilómetros -tan sólo 42- en sus lugares de nacimiento, aunque se llevaban 37 años el uno al otro. La localidad natal del gran pintor Francisco de Goya alberga neveros en perfecto estado.
La nieve convertida en hielo tras su almacenaje en invierno se sacaba de estas neveras o pozos de nieve, unas construcciones excavadas en la tierra con su cierre en forma de cúpula cónica en piedra en las que se acumulaba la nieve del invierno formando capas entre mantos de paja para poderla utilizar durante el resto del año …

4. Alfamén

4. Alfamén

La presencia de Alfamén en la ruta tiene una razón toponímica e histórica, situándonos en el uso de los caminos en la época de Altamiras, huyendo del trazado actual de las comunicaciones por carretera. Según José Manuel Latorre, algunos investigadores han interpretado que el seudónimo Altamiras lo habría adoptado del alto Altamiras o Altomira, que es un topónimo de un monte que hay en el término de Alfamén, en el antiguo camino que partiendo de Alfamén comunica con la actual carretera de Muel y que, quizás, fuera un itinerario que en el siglo XVIII pudiera ser un camino que los franciscanos recorrieran a pie …

6. La Almunia de Doña Godina

6. La Almunia de Doña Godina

Raimundo Gómez nació y fue bautizado un 12 de febrero de 1709 en La Almunia. La localidad mantiene vivo su recuerdo gracias a una ruta divulgativa, cuyo trazado discurre por el Casco Histórico de la localidad, en la que una serie de paneles informativos nos aportan curiosidades sobre el contexto histórico y socioeconómico, las circunstancias estructurales que vivió y padeció el cocinero y fraile lego, -incluyendo el episodio conocido como la Ruina el 2 de junio de 1731- y La Almunia que él mismo pudo conocer, de la que quedan aún testigos en el patrimonio civil y religioso ya existente en su época así como en la trama urbana que apenas ha cambiado …

7. Almonacid de la Sierra

7. Almonacid de la Sierra

La antigüedad de sus cavas y bodegas se remonta a la época de los moriscos -musulmanes convertidos al cristianismo que conservaron su cultura y costumbres y expertos en agricultura, alfarería y oficios artesanos- cuyo mayor legado son los escritos aljamiados descubiertos en el s. XIX.
Las bodegas fueron construidas por los moriscos a las órdenes de los condes de Aranda cuya bodega más antigua de las datadas en la localidad se sigue denominando “Bodega del Conde de Aranda” y data de 1767.
Los caldos de Almonacid ya eran reconocidos en la época en que vivió Altamiras …

8. Alpartir

8. Alpartir

Los vestigios del convento de San Cristóbal se ubican en un altozano de sencillo acceso. El convento se encuentra en un idílico emplazamiento, a las puertas de la preciosa Sierra de Algairén. De ahí que fuera la residencia de verano de los franciscanos de La Almunia y antigua casa de los frailes de Calatayud. Ascenderemos a pie, dejando el vehículo cerca de la carretera principal, en la señalización que figura antes de entrar en Alpartir. El recorrido es muy amable. A nuestro paso saldrán plantas aromáticas silvestres, un aljibe, y restos de un nevero. Una vez arriba, entre los muros del convento, solamente nos quedará disfrutar en silencio del infinito horizonte …