En Pastelerías Manuel Segura son conscientes del valor de la tradición. Seis generaciones de pasteleros hacen de esta firma una de las pastelerías más antiguas de España. Fundada en 1874 en Daroca, aseguran haber estado siempre ligados “a nuestros productos, a nuestro clima y cultura, a nuestro territorio”.

Por eso no es de extrañar que rindan homenaje a Juan Altamiras con esta deliciosa y crujiente pasta de almendra y clara de huevo, basada en los productos que eran accesibles cuando el cocinero paseaba por las inmediaciones de Alpartir, en el siglo XVIII.

En Manuel Segura combinan tradición e innovación, procesos artesanos y devoción por la calidad de los ingredientes aragoneses más próximos. Y la almendra es uno de los productos más presentes en el recetario de Juan Altamiras. Ya sea en sorprendentes y arriesgadas elaboraciones como los pastelillos dulces de mazapán de lenguas de ternera, o en platos aragoneses ya indispensables como el cardo con salsa de almendras.

En Manuel Segura aseguran ser conscientes del legado cultural, profesional y muy ligado a la tierra, que han heredado durante estas seis generaciones. Por ello, en el año 2000 hicieron un sueño realidad e inauguraron el siglo XXI con el Museo de la Pastelería Manuel Segura, un pequeño edificio de tres plantas en Daroca destinado a compartir el legado y la sabiduría pastelera de la familia. Un viaje fascinante por los útiles y herramientas empleados por las seis generaciones de pasteleros, así como por los procesos artesanos, la historia de los ingredientes y el saber hacer de la familia. Un museo muy especial al ser el primero dedicado a la pastelería en Aragón y el tercero en España.

Pastas de Almendra Juan Altamiras:

Descripción: Una crujiente pasta de almendra y clara de huevo, basada en los productos que eran accesibles en la época de Juan Altamiras.

Ingredientes: Almendra, azúcar, clara de huevo.

Alérgenos: Almendra y Huevo.

Envase: Bolsa de 12 unidades.

Consumo preferente: 6 meses.

Chinese (Simplified)EnglishFrenchItalianSpanish